En el taller del pintor

Con la publicación del diario íntimo del pintor la chica temió por su reputación: la suerte y la almohada, a la hora de dormir, cuando caen las fichas le explicaron que no le había dicho su nombre verdadero y por lo tanto ya podrán imaginar . Ella nunca se había quitado ninguna prenda delante de un tipo desconocido pero la mirada neutra del hombre barbado, casi insignificante que se erigía junto al caballete no la intimidó. La manera de asir el pincel, la carbonilla, la paleta, todo lo visiblimente mecánico lo convertía en un tipo simple, sin magnetismo.

de fffound

Ella miraba sus cuadros apoyados contra la pared de ladrillos húmedos, los burletes de artefactos de los años 6o, cajas con cartuchos de azafrán de amarillo taxi, una alacena descascarada . Hoy vamos a hacer una de torso desnudo le había dicho él, ni bien ella cruzó el portal de vitro, vamos a buscar la manera que resalte lo que nadie sabe que tiene, había dicho el pintor que, por su aspecto, recién se había levantado tenía un termo de metal bajo un brazo y el mate en la mano derecha, le cebó un mate espumoso y caliente, que buenos mates se preparaban en Rayuela pensó ella. El taller en invierno era una suerte de patio abandonado con techo. Caminó por el desorden que la había acostumbrado: un trozo de media-sombra verde con mucho polvo y hojas de plátano, la cabeza de un maniquí calvo femenino. El pintor le dijo que lo que había visto en el camino hasta la habitación era el material para una obra que le habían pedido: buena plata. El trato cotidiano con las personas normaliza los rostros, el defecto de la espalda encorvada se compensa con la ocurrencia de las palabras, la boca demasiada pequeña adornada con un bigote ralo se pierde con el movimiento grácil de una cabeza-gesto que indica cualquier cosa. Sin embargo el detalle del cuello no lo había sabido suplantar por una cualidad y cuando el pintor hablaba veia pliegues de incipiente papada aun tersos pero a los que no le faltaba mucho para hincharse como un sapo. Borró la imagen. El mechero atendía una aureola de fuego anaranjado: el oxigeno apropiado. La luz del otoño es pálida y resulta molesta a los ojos. Esa expresión es oriental dijo el pintor que se quitaba el rompeviento de fibras sintéticas y lo colgaba de una punta que sobresalía de la pared. Ella miró el espacio, el piso de madera, la mesa de hierro, qué hago. Sentate en esa silla le dijo. Estaba junto a la pared, tenía el respaldo alto y curvo. Ayer vino el marchant por la obra del elefante, le comentó el pintor que buscaba algo dentro de una caja de madera compartimentada, quizá el único orden pensó ella. Me consiguió comprador, un turco. Y ahora ? dijo ella. Buscá la posición más cómoda. Ella  cruzó las piernas…..

2 pensamientos en “En el taller del pintor

  1. Huy Mario, estaba segura que ya te había dejado un comentario. La chica priemro se encueró… y luego se puso a pensar en las consecuencias. A mí me habría gustado nacer en el Siglo XIX, para vivir una situación parecida. Siempre ha sido mi fantasía.

    Hay una película conformada por tres historias que tienen como escenario Nueva York: “New York Stories”. La primera es de Woody Allen, la clásica historia de la buena madre judía atosigando a su hijo desde el mismísimo cielo… no por estar muerta, sino como una metáfora de lo muy jodona que es la mujer; la segunda es de Ford Coppola y es la peorcita de las tres: la vida de una mocosa millonaria y antipática “La vida sin Zoe”; y la tercera es la que realmente vale la pena, la de Martin Scorsese: “Apuntes al natural”, sobre un apasionado y obsesivo pintor reciéntenme abandonado por su novia, musa y modelo.

    Saludos

  2. Hola Marichuy, nunca es tarde para responder. No conozco la película pero ahora me vendría de pelos para verla ya que estoy en receso de invierno hace un frío de locos, el sol es un engaño y el ambiente interior de la casa esta propicio para ver películas. saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s