Remaches

Por alguna razón que ignoro deje de soñar con el río. Será porque lo tengo cerca y no hay día que no mire el color de su lomo. He modificado el circuito de mis caminatas para este otoño que se avecina colorido. Dejaré de lado el caminito de grava que corre en paralelo a las desusadas vías del ferrocarril para encarar hacia la loma que conduce al puente de esqueleto de fierro cuyas costuras de remaches lo emparentan a Frankentein . A decir: criaturas o construcciones que llevan en su cuerpo remaches vistosos: el puente ferrocarretero que une El Carmen con Viedma, Frankentein que recibió todo el oprobio del pueblo y fue quemado vivo en un molino y supongo también que la torre Eiffeld.

Durante todo el año tengo la rutina de la caminata de una hora. Paseo que me despabila, me conecta con las ideas que luego intento desarrollar en el estudio y fortalece mis músculos ateridos de tanto estar sentado. La caminata diaria también ha generado en mi ciertos esquemas que se repetían una y otra vez, mejorados, supuestos como si pensara en la influencia que tendría un movimiento de pieza en un juego de ajedrez. Uno de mis tópicos usuales es el río tema que nunca di por agotado pero que venía trabajando desde hace más de diez años. Conozco mentalmente los colores que toma la superficie del agua de acuerdo al cielo, los remansos y posibles figuras que se forman en determinado sector,  por decir algo. Pocas veces me provoqué un cambio en las rutinas que me daban satisfacción. Había quedado en ese pensamiento, sin embargo cambiar de trayecto me enseñaría otro paisaje con sus respectivas asociaciones mentales, elucubraciones invocadas por el aires fresco de la altura de la loma y la humedad del agua, el color del follaje de los sauces aún con hojas, después amarillándose y por último enseñando su ramitas de alambre herrumbado.

Un pensamiento en “Remaches

  1. hermoso, Mhario. Esas descripciones suyas de Patagones son una delicia, y tan bien escritas que podrían ser las de cualquier lugar con un río, una barranca, un pueblo ligeramente en decadencia. Ud debería escribir un gran libro con todo eso. La gran novela del Río Negro.
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s