ESCRITOS 3

La casa era alta y el techo de chapa. En toda la vivienda no había un portalámparas, las bombitas pendían desnudas de cables grasientos. Las habitaciones eran amplias, con el piso formado por largos listones de madera opaca sin lustrar, pareciera que las hubieran arrancado de viejos cajones y las hubieran colocado ipso facto. Todos los cuartos tenían ventanas. Algunas daban a la calle y otras hacia un patio. Se trataba de hojas largas y angostas con sus respectivas celosías. Recuerdo que las ventanas de la habitación de mamá estuvieron cerradas durante casi tres años hasta que nos mudamos a otro lugar. A decir verdad, toda la habitación era de madera. Paredes, piso y ventanas. La fachada de la casa era de ladrillo funesto. Tenía una puerta alta de dos hojas con una aldaba de bronce, a ambos lados, una ventana con reja de hierro forjado al estilo colonial. Para ingresar a la casa había que subir dos peldaños de mármol protegido por una malla de metal, en invierno se ponía verdaderamente difícil andar por ahí. La casa comenzaba, literalmente, en un zaguán amplio cuyo techo era de chapa transparente. El lugar era húmedo y frío. Había dos puertas, una hacia un estar y la opuesta hacia la cocina. La morada era una gran tira de habitaciones unidas por puertas y en el centro un patio con alero. Sin embargo no todo estaba comunicado entre si y no todas las habitaciones estaban destinadas para dormir. Había una cocina, un estar, un comedor, una sala de lectura, un depósito, una imprenta y cuatro habitaciones: la de papá y mamá, la de Enrique, la de Josefa y la mía. Cuando éramos chicos todos compartíamos la misma habitación. Nos llevamos pocos años entre sí. Por esos años Josefa, la mayor, tenía 18 años, Enrique 15 y yo 12. La pieza poseía una cama de plaza y media y una cucheta. La única que tenía velador era Josefa. Sobre la mesita de noche apilaba varios libros.

2 pensamientos en “ESCRITOS 3

  1. Che, ta muy bueno esto eh. Me gusta cómo va derivando la narración, amagando con un tema que conduce a otro y a otro y a otro. Es un procedimiento que siempre me gustó. Bueno, eso.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s